Pasamos gran parte de nuestro tiempo interactuando con compañeros de trabajo, estás interacciones no solo impactan en nuestra actividad laboral, también lo hacen en nuestro bienestar emocional. El cerebro humano crea conexiones a través de hechos significativos en nuestras vidas, como el sistema de recompensas en la amígdala, y la liberación de neurotransmisores como oxitocina y dopamina.

La calidad de nuestras relaciones también es importante, cuando nuestras redes de apoyo y conexión con otras personas son pobres esto puede aumentar el riesgo de depresión, ansiedad y estrés crónico, mientras que las relaciones más sólidas, nos ayudan a mejorar nuestra salud física y emocional. El tener amistades en el trabajo, también puede fomentar un ambiente positivo, llegando a ser más productivos y colaborativos. Podemos compartir ideas, experiencias, y momentos importantes fortaleciendo el sentido de pertenencia y trabajo en equipo.

En momentos en donde nos encontramos estresados, el contar con quien compartir nuestras preocupaciones, nos ayuda a tener más posibilidades de resolver ciertas situaciones, y puedo hacernos sentir apoyados en momentos difíciles y así juntos podemos ser resilientes y enfrentar juntos desafíos profesionales.

La confianza y la comunicación efectiva entre colaboradores pueden promover la colaboración, la creatividad y la productividad en equipos de trabajo.

Estrategias para Fomentar Vínculos Significativos en el Trabajo:

Promover actividades sociales: Se pueden ofrecer sugerencias para organizar actividades sociales en el lugar de trabajo, como almuerzos grupales, salidas después del trabajo o team building, que fomenten la interacción informal entre colegas y promuevan el establecimiento de relaciones significativas.

Contar con una cultura organizacional de apoyo: Que valore y fomente la conexión social entre colaboradores. Prácticas que puedan promover un ambiente de trabajo inclusivo y de apoyo, como programas de mentoría, flexibilidad laboral y reconocimiento del trabajo en equipo.

Las amistades en el trabajo no solo son agradables, sino que también son fundamentales para nuestro bienestar emocional y rendimiento laboral. Entendemos que estas conexiones sociales son vitales, ya que contribuyen a un ambiente laboral saludable y productivo. Al fomentar y valorar las relaciones significativas en el trabajo, no solo promovemos el bienestar individual de los colaboradores, sino que también fortalecemos el tejido social y la cohesión dentro de las organizaciones.

Leave a comment